El CCO, Chief Operation Officer

¿Qué es un COO? ¿Cuáles son sus tareas? ¿Qué rasgos debe tener? Son muchas de las preguntas que a día de hoy todavía continuamos haciéndonos sobre esta desconocida pero tan necesaria figura en nuestras empresas: el Director de Operaciones. 

El Chief Operation Officer o Director de Operaciones, que reporta directamente al CEO, es la persona responsable de coordinar a los diferentes departamentos o áreas que constituyen una empresa. Debe favorecer en la comunicación transversal de éstos haciendo que todas las acciones y decisiones vayan en consonancia y bajo los mismos criterios empresariales, así como que todos los equipos de trabajo tengan conocimiento de todo lo que sucede en la corporación. 

A continuación, os detallo algunas de las funciones básicas que debe asumir en su día a día: 

¿Cuáles son sus funciones básicas?

  • Definir los procesos de trabajo estructurales de la empresa.
  • Controlar las partidas presupuestarias establecidas y recursos destinados a nivel global y departamental. 
  • Consecución de objetivos definidos por la dirección de la empresa (CEO).
  • Realizar un seguimiento diario de las operaciones y los márgenes de beneficio.
  • Ayudar a que los responsables de departamento sean capaces de solucionar de forma eficiente y eficaz las dificultades del funcionamiento diario de la empresa. 

¿Cuáles son las características principales de un COO?

Principalmente un CCO debe ser líder y no jefe. Esa gran distinción que llevamos años haciendo y que principalmente se distinguen porque el líder es capaz de dirigir y motivar a un equipo de personas sin utilizar el poder para mandar en ellos. 

Obviamente, a nivel técnico y de conocimientos debe estar bien preparado, pero existen algunas características de la llamada inteligencia emocional que sí o sí debe cumplir un COO para llegar a ser exitoso: 

  • Ser empático y asertivo.
  • Generar un buen clima laboral y fomentar una comunicación fluida entre departamentos que mejore las relaciones humanas. 
  • Tener resiliencia; capacidad de adaptarse y gestionar los cambios.
  • Humildad, honestidad y calidad humana.
  • Alta capacidad para gestionar cargas de trabajo y trabajar con deadlines y presión. 
  • Optimización de los recursos. Obtener los mejores resultados invirtiendo el menor de recursos posibles. 
  • Debe ser una persona ordenada y visionaria con capacidad de elaborar estrategias claras, medibles y planificadas en el tiempo. 

En resumen, un buen COO es capaz de generar equipos de trabajo unidos, felices y productivos. No olvidemos que la mayor parte de los éxitos de una empresa y la consecución de sus objetivos tienen origen en la motivación y nivel de satisfacción de sus empleados. 

Por eso los valores y principios deben ser aspectos fundamentales que formen parte del modus operandi diario de la empresa y que el CCO debe fomentar. 

A partir de aquí, cada empresa decide sobre la necesidad de tener esta figura dentro de su corporación, que otros cargos puedan asumirlo o que no exista. Pero suele ser esa persona que a lo tangible nadie tiene muy claro a que se dedica pero que cuando no está, todo se alborota de repente. Es entonces cuando valoramos la importancia de su trabajo y su efectividad queda más que demostrada. 

Amadeu Solé

Gerente de Nexo Gestión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s